martes, 17 de mayo de 2011

Boda civil en el Ayuntamiento (el de Cibeles, claro)

Hace unos años un amigo de mi hijo pequeño que asistía a la tercera boda de su padre, indignado por lo poco simpática que se mostraba con él la futura madrastra comentaba con otro amiguito: “mira f… si esto fuera un cuento y tuviera un final feliz, mi padre no se casaría con esta señora”.  El tema es que a su padre le gustaba mucho la señora en cuestión y pasaba por encima del niño. El matrimonio  duró muy poco y el niño…se libró de la madrastra.


A  Gallardón le gustan mucho las bodas y no se ha podido resistir a celebrar esa boda de un novio de derechas con uno de  izquierdas: a Aznar con González; les ha unido el laico sacramento del premio municipal,  la medalla de honor… hasta que la muerte los separe. No les unió la santa Iglesia (ahora la moda es casarse por lo civil y en el ayuntamiento) sino la santa democracia y el oficiante parecía un papa laico. Los trajes de  los invitados por parte del novio y de la novia elegantísimos. Después música  y pradera de San isidro incluida. No sé si era una boda o un pacto electoral pero si me atrevo a decir que si esto fuera un cuento y tuviera  un final feliz,(como hubiera dicho el amigo de mihijo pequeño) aunque le guste mucho celebrar bodas y más en el ayuntamiento,Gallardon debería haber evitado la boda alegando impedimento de consanguinidad, porque los novios son tal para cual y luego vienen las taras en la descendencia; o si no miren Vds. a su alrededor. Pero se casaron y todos tan contentos. 

Y yo me pregunto ¿nos libraremos los madrileños de la madrastra?




2 comentarios:

  1. Es indignante, luego dicen que Aznar no es lo mismo que Gallardón, pero al final, todos, en Logia, están unidos.

    ResponderEliminar
  2. Para mi, juntos forman el PPSOE, Partido Popular Socialista de Expaña.
    Ambos igual de traidores a la Patria.

    ResponderEliminar