domingo, 15 de mayo de 2011

El debate

¡Qué debate más aburrido! Los tres posibles alcaldes, como los tres tenores, muy formalitos, muy educados, intentaban tener su mejor actuación, pero con una partitura con cero inspiración era difícil una buena interpretación. Los telespectadores, esperando  por  si arrancaba, como cuando uno empieza a ver una película o un libro para ver si merece la pena seguir viendo o leyendo, cambiaban de canal. Eso sí mucha cartulina con torrecitas de colores; si tocaba un dato favorable al que hablaba la torrecita era alta, muy alta y la del contrincante era baja muy baja y viceversa. Las de Gallardón eran como los nuevos rascacielos de Madrid, -(que por cierto están prácticamente sin ocupar por diversas razones)-, pero eso no tocaba el lunes.

Como ninguno podía prometer nada muy costoso porque las arcas están vacías y las cuentas en números rojos, esta vez nos hemos quedado con el carril bici (Gallardón, PP).  Eso solucionará los atascos que producen las camionetas y camiones de reparto durante las mañanas. Si vives en los bulevares tendrás: carril bus, carril bici, camión o camioneta aparcado para descargar y algún peatón corriendo por la acera para evitar la embestida de algún motociclista o ciclista  desesperado, que como no llega a tiempo a su trabajo o a entregar la pizza,  se pasa a la acera que puede que esté más despejada.  –(Así le rompieron una pierna a una tía mía ya entrada en años y nunca se llegó a recuperar del todo).-

La izquierda, siempre tan izquierda,  recuperará para el Ayuntamiento los locales de la Plaza de la Villa, y el edificio del Palacio de  Correos será  Museo de la Tecnología.  (Pérez. IU)).  Total eso no cuesta nada. Por cierto, Sr. Pérez, si sobra algún mueble no se los lleven a sus casas, hagan un saldillo que siempre será un dinerillo más para la hacienda municipal.

Por otro lado la construcción de muchas viviendas a precio de coste. (Lissavetsky, PSOE). Pero, ¡si están muchas de las construidas sin vender! ¿No convendría un intermedio? ¿Una financiación adecuada  para sacar adelante lo que hay,  ayudando así a los que están deseando casarse y formar una familia y tener hijos pero no les salen las cuentas? (¡Uh!, hablar de familias, ¡qué antiguo!).

Por lo menos habrá que estudiarlo.

Nuestro futuro alcalde de San Agustín de Guadalix empezó su discurso del pasado 7 de mayo en que se presentaron las candidaturas de AES a los  Ayuntamientos y a la Comunidad enumerando  todo lo que se había recortado en el presupuesto de su  Ayuntamiento gobernado por el Partido Popular, - que tuvo que irse como consecuencia  de una moción de censura-: alcalde y concejales se rebajaron los sueldos con un sentido práctico y ejemplarizante de lo que es la austeridad; luego enumeró todo lo que a pesar de estos recortes se había hecho, demostrando así que otra forma de gobernar los ayuntamientos es posible. Creo que es todo un ejemplo, el ejemplo de lo que serán los ayuntamientos AES.

A muchos madrileños nos  hubiera gustado oír el lunes  a los tres tenores, (por cierto faltaba una voz femenina, por eso de la paridad, quizá la de una madre de familia, que tan bien saben administrar) hablar de recortes: recortes de personal, de asesores, de gastos suntuarios, de gastos en propaganda institucional, subvenciones , subvenciones culturales, - siempre favorables a la cultura de la izquierda por cierto-;  también un estudio de  bienes inmuebles que se  puedan vender para pagar la deuda: edificios, locales en sitios céntricos. En fin un programa realista porque no es que tengamos que gastar menos si no que los madrileños tendremos que pagar mucho más. Ni carril bici, ni peatonalización ni nada…!paguen y luego sigan planeando!. Mantener todo lo que se ha hecho, y no más  por favor. No nos carguen más impuestos.

Por un momento el señor Lissavetsky decía …  que había que hacer  un pacto por la vi…,  creí  que iba a decir por la vida;  pero no, no era pacto por la vida;  era pacto por la villa.

La vida seguirá en los cubos de basura de los abortorios de Madrid; por cierto no sé si se paga alguna tasa de basura especial por eso de las infecciones. Pero  como en el tema de la familia, de la continua mofa a los cristianos en las algaradas callejeras  y carnavales, como en el de las bodas de homosexuales en nuestro ayuntamiento y celebradas por nuestro alcalde,  en el tema de los botellones como forma de divertirse nuestros hijos, y en el de las facilidades que el ayuntamiento da  a las niñas, jovencitas, mujeres, si se quedan embarazadas por equivocación, ofreciéndoles  un buen consultorio de salud sexual con Kit de adiestramiento y píldora del día después incluido, eso ni tocarlo, porque ahí  no hay oposición; ni la habrá; a todos les encanta; son hechos consumados. Ganará la derecha, ganará la izquierda, no habremos adelantado nada.

Por cierto, ¿por qué los católicos dicen que hay que votar a Gallardón para echar a la izquierda? ¿Y por qué no se lee en las iglesias de Madrid ( se ha leído en muy pocas y no se encuentra disponible en casi ninguna)  la nota de los obispos de nuestra  diócesis?.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada