jueves, 19 de mayo de 2011

Por qué me presento a las elecciones

1. Porque quiero estar al lado de los que defienden los principios innegociables: la vida, la familia, las raíces cristianas y la unidad de España, principios  que han desaparecido de los programas de los grandes partidos o  han sido objeto de negociación por parte de los mismos.

2. Porque cuando España está atravesando por uno de los momentos más difíciles de su historia no vale conformarse con las críticas y comentarios en una tertulia de amigos, -(haciendo aspavientos por lo mal que está todo)-; ni basta la participación en las manifestaciones periódicas que organizan las llamadas “plataformas cívicas”; ni es suficiente el estampar una firma  entre miles en esos pliegos o páginas web, en los que hemos protestado últimamente por tantas cosas


3. Porque no creemos en esta democracia que se ha convertido en una forma de vivir y en un negocio para la mayoría de los políticos, y sí creemos en la Política con mayúsculas que no es otra que la que persigue el Bien Común de la Nación y no el interés particular, de un grupo de poder económico o de un partido político.

4. Porque creemos que la crisis económica es el resultado de una crisis ética, antropológica y cultural. La Economía  debe estar al servicio de la naturaleza, de la dignidad y del destino del ser humano. El hombre, centro de todo sistema económico justo, no puede ser considerado como  un medio sino como un fin.

5. Porque creemos en el trabajo como derecho para todos pero estamos en contra de las estructuras económicas que en España hacen muy difícil conciliar vida laboral con vida familiar.

6. Porque estamos en contra de la ley de memoria histórica que falsea y manipula la historia con un fin revanchista; pero también nos avergonzamos del silencio y de la connivencia ante esas actitudes  de los que por respeto a los que dicen representar, incluso por respeto a sus propios padres en muchas ocasiones, deberían defender la honra y la fama de aquellos que con su sacrificio y privaciones nos dejaron  una España libre y en paz.

7. Porque consideramos un fraude a la tan cacareada representación democrática: la financiación de los partidos y la falta de acceso a los cuentas de los mismos. Ellos se lo guisan y ellos se lo comen. Porque  nos quedamos sin respuesta cuando vemos familias que se quedan sin hogar porque como consecuencia de la crisis  económica no alcanzan a pagar sus hipotecas y cómo Bancos y Cajas nunca recuperan, sin que eso suponga ningún problema, los préstamos que hacen a los partidos políticos.

8. Porque no solo nos preocupa los que ya algunos llaman “generación perdida” refiriéndose a los jóvenes que no tienen o no tendrán trabajo,-siguiendo un criterio económico- ,sino también la generación sin valores ni virtudes, y sobre todo la generación asesinada en los vientres de sus madres, bajo los eufemismos de un derecho o un fracaso de la mujer, según el  partido que se refiera a esta lacra.

9. Porque nos hemos propuesto quitarnos los complejos, la pereza y la disculpa fácil para comprometernos con una España mejor.

10. Porque en definitiva queremos seguir  la voz de nuestra conciencia y queremos defender estos principios, y no quedarnos como los trabajadores ociosos de la viña del Señor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada